Acelera tu metabolismo y baja de peso ¡ya!

El metabolismo es algo que heredamos de los hábitos y genética familiar. Hay quienes se sacaron la lotería y se pueden mantener delgados fácilmente, pero si eres como yo seguro caíste del otro lado de la moneda y subes de peso con tan solo al oler la comida.

Si este es el caso, no te desanimes,  es hora de que leas este artículo para que puedas entrenar a tu cuerpo para modificar tu metabolismo.

1. Desayuna algo nutritivo todos los días

Cuando comes algo nutritivo obligas a tu metabolismo a trabajar de manera correcta e inmediatamente. Puedes comer huevo con espinaca, pan tostado integral y queso bajo en grasas al levantarte.

De acuerdo a estudios realizados a un grupo de 5 mil personas por el Registro Nacional de Control de Peso de Estados Unidos, los pacientes que comen saludablemente por la mañana perdieron un promedio de 30 kilos en 5 años.

Esto sucede porque el desayuno te da la energía que requieres por las mañanas y al volverte más activo se vuelve en más difícil que acumules grasa. En su lugar tu metabolismo empieza a trabajar para bajar de peso en forma natural.

Es recomendable que cenes ligero, ya que en la noche pasamos varias horas sin comer y el cuerpo mandará la orden de acumular grasa ya que hay escasez si no comes.

2. Añade té verde a tu dieta

El té verde acelera el metabolismo y por ende ayuda a perder peso. Es un antioxidante natural y últimamente se le han descubierto varias bondades que deberías investigar para que no dudes incluirlo en tu dieta.

Estudios han arrojado el resultado de que al integrar esta bebida a tu rutina matinal podrás bajar de peso con mayor facilidad. Esto es debido a que favorece la oxidación y la termogénesis.

La cantidad ideal que debes ingerir es de 5 tazas al día ya sea frío o caliente. Son 90 calorías, lo ideal es que no lo endulces, que te proporcionaran la energía de quemar esos kilitos de más.

3. Consume comida rica en omega 3

Come pescado como el salmón o el atún para acelerar tu metabolismo. Además de que hacerlo regulará los niveles de azúcar en la sangre y reducirá cualquier problema de inflamación. Estos productos contienen leptina, que es la hormona que te ayuda a bajar de peso.

Si no te gusta el pescado puedes comprar un suplemento en alguna tienda naturista  e ingerir de mil a 2 mil miligramos al día. Algunos frutos secos también la contienen.

4. No te deshagas de todas las calorías de tu dieta

Existe la idea incorrecta que entre menos calorías más pérdida de peso. Aunque en los inicios de cualquier dieta esta ecuación tiene buenos resultados cuando nuestro cuerpo se da cuenta de que le estamos dando menos calorías lo interpreta como emergencia y empieza a acumular grasa para sobrevivir los tiempos difíciles.

Esa es la razón por la que comer más acelera tu metabolismo, pero debes asegurarte en elegir alimentos sanos y nutritivos. ¡No pases largos periodos de ayuno!