Hongos en los pies, ¡soluciónalo ya!

Este padecimiento es tan común que tiene tres nombres: hongos en los pies, pie de atleta o tinea pedís. No solo ataca los dedos de tus pies si no que puedes sufrirlo en las plantas, en los talones, las uñas e incluso entre los dedos.

Puede durar por corto tiempo y reaparecer después del tratamiento. Los hongos son parásitos muy difíciles de erradicar pero tienes que hacerlo lo más pronto posible porque aparte de las molestias que causan como comezón, ardor, piel enrojecida o quemazón se puede extender a otros lugares del cuerpo o a las uñas.

Las uñas infectadas se tornan amarillentas, se desmoronan, presentan engrosamiento y es vergonzoso tenerlas sin contar que es muy complicado eliminar el hongo que las ataca.

La percepción es que la obtienes por tener una pobre higiene lo que es falso, puedes contagiarte si pides prestados los zapatos de alguien o incluso sus calcetines. Caminas en superficies donde alguien con infección piso como albercas o duchas.

Factores de riesgo:

Vives en un área cálida o humedad
Mantienes los pies mojados durante mucho tiempo
Usas zapatos cerrados
Sudas mucho
Tienes pequeñas lesiones en la piel o en las uñas

Remedios caseros para eliminar el hongo en los pies

1. Agua con sal

Un remedio súper sencillo y al alcance de la mano. Calienta un cuarto de litro y agrégale 8 cucharadas de sal. Remoja los pies en esta solución y deshazte de los hongos pues no les gusta la sal. Si tienes heridas puede arder un poco pero es beneficioso. Si puedes ir a la playa, ¡Qué mejor!

2. El aceite de árbol de té

Cómpralo en tu tienda naturista y mézclalo en partes iguales con aceite de oliva y aplícalo en la parte afectada dos veces al día. La única contraindicación es para los chicos varones en etapa de crecimiento. Para ellos prefiere cualquiera de los otros remedios.

3. Pon tus zapatos al sol

Asolea tus zapatos antes de ponértelos cuando sea posible.

4. Bicarbonato de sodio

Haz una pastita con bicarbonato de sodio y un poco de agua. Úntala entre tus dedos y en toda la zona afectada. Déjala ahí unos minutos, lava y asegúrate de que este bien seco antes de ponerte cualquier zapato.

5. Piña con maicena

Este remedio es algo sorprendente pero muy efectivo. Usa el almíbar de una lata de piña para remojar la parte afectada. Déjalo así por una hora antes de limpiar y secar. NO uses agua. Espolvorea con maicena  y repite hasta que te deshagas de los molestos hongos.

Para prevenir el hongo

Usa sandalias en albercas y baños públicos.
No uses zapatos de plástico.
Mantenga sus pies limpios y secos, especialmente entre los dedos.
Usa calcetines limpios de algodón y mantén los pies secos.

Si ninguna de estos remedios funciona tu caso es un poco más grave y deberás consultar a tu médico. No lo dejes pasar acuérdate que los hongos se propagan y podrías contagiarte en otras áreas como la cabeza, las ingles o las axilas.