No más mal aliento con estos simples remedios

El mal aliento es una situación muy incómoda que erróneamente da la impresión de mala higiene personal. También es recurrente y puede afectar a las personas en sus interacciones personales causando timidez, poca autoestima o falta de confianza.

Por tratarse de un síntoma muy vergonzoso, quienes lo sufren tienden a disminuir su nivel de confianza y autoestima para convivir en su entorno social.

En la actualidad hay una gran variedad de productos para combatir este desagradable mal, pero yo te recomiendo algunas formas alternativas que te permiten aliviarlo sin desfalcar a tu monedero.

1. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato tiene propiedades antimicrobianas que neutralizan el mal olor de tu boca además de que previenen posibles infecciones.

INGREDIENTES

1 cucharadita de bicarbonato de sodio

½ vaso de agua tibia

PROCEDIMIENTO

Disuelve el bicarbonato en agua tibia y efectúa gárgaras dos o tres veces al día.

2. Aceite de árbol de té

Otro producto con grandes cualidades antisépticas. Un desinfectante que nos da la naturaleza que mantiene tu boca saludable y controla las infecciones. Puedes encontrarla en tiendas naturistas.

INGREDIENTES

3 gotas de aceite de limón

5 gotas de aceite de menta

½ vaso de agua tibia

5 gotas de aceite de árbol de té

PROCEDIMIENTO

Mezcla todos los ingredientes y haz gárgaras dos veces al día.

3. Perejil

La clorofila que contiene tiene un aroma peculiar muy agradable que combate el mal olor de la boca.

INGREDIENTES

1 manojo de perejil

½ taza de vinagre de manzana

PROCEDIMIENTO

Pica finamente las hojas del perejil y sumérgelas en el vinagre por lo menos 15 minutos. Al terminar mastícalas como si fueran chicle por dos minutos o más. Repite el remedio después de cada cepillado de dientes.

4. Vinagre de manzana

Este aceite es rico en ácido acético la cual es una sustancia que baja el pH de la boca. Lo que cambie el ambiente que hace posible que los microorganismos incrementen.

INGREDIENTES

3 cucharadas de vinagre de manzana

1 vaso de agua

PROCEDIMIENTO

Mezcla el vinagre en el vaso de agua. Resérvalo para usarlo como enjuague bucal.

5. Limón

Este es el remedio de las abuelitas de nuestras abuelitas y ha seguido en uso por siglos. Fácil de preparar y sencillo de utilizar. El ácido cítrico que contiene elimina las bacterias que causan el mal olor en la boca y en las encías, que también causan olor.

INGREDIENTES

1 limón

1 vaso de agua tibia

PROCEDIMIENTO

Añade el jugo del limón en el agua y has gárgaras con el líquido varias veces al día.

6. Té de hierbabuena

Otro remedio que es eficaz debido a las propiedades antibacterianas que tiene.

INGREDIENTES

Un ramito de hierbabuena

1 vaso de agua

PROCEDIMIENTO

En una olla pon el agua a hervir, ya que este en punto de ebullición añade el ramito de hierbabuena y déjalo en la lumbre por 5 minutos. Cuela, endulza y consume después de cada comida en caliente o en frío.

Este mismo procedimiento lo puedes realizar con la ortiga, de alholva, o mastica semillas de hinojo. No olvides reforzar estos remedios con una buena higiene bucal, y un buen uso del hilo dental.